Saltar al contenido

Diferencia entre Pesadilla y Terror Nocturno

¿Cuál es la diferencia entre pesadilla y terror nocturno?

Terror nocturnoTodo el mundo conoce y recuerda haber tenido alguna pesadilla, pero el terror nocturno es otro trastorno del sueño muy común, aunque imposible de recordar.
La pesadilla es un fenómeno que sucede durante el sueño más profundo y que deriva de situaciones incómodas o angustiosas que han sucedido a la persona afectada, o bien de las que ha sido testigo en algún momento.

Durante la pesadilla es posible que el cuerpo se mueve en sueños, sufra de sudor frío e incluso se vocalicen algunas palabras con o sin coherencia. No hay problema en despertar a una persona con pesadilla, siempre que se haga de forma suave. En ocasiones, son estas personas las que se despiertan por sí solas.

El terror nocturno es un fenómeno que afecta principalmente a niños de entre 3 y 12 años, en un ratio de entre 1% y 6% de la población. No obstante, también puede afectar a adultos, aunque ha habido menos casos reconocidos.

En un episodio de terror nocturno la persona afectada puede sufrir espasmos en forma de puñetazos y patadas, fruto de la angustia sufrida durante el proceso, que sucede en las primeras fases del sueño. En la mayoría de los casos termina con un despertar brusco, un salto o incorporación en la cama, los ojos muy abiertos y un desconsuelo difícil de apaciguar. En otras ocasiones el afectado sufre algún tipo de amnesia durante el día siguiente que le impedirá recordar lo sucedido.

El tratamiento en el caso del terror nocturno puede ser un ambiente pacífico y tranquilo, sesiones de psicoterapia o medicamentos.