Saltar al contenido

Diferencia entre Nebulizadores e Inhaladores

¿Cuál es la diferencia que existe entre nebulizador e inhalador?

La tarea que va a realizar un nebulizador es sobretodo para el uso de los niños: un niño no va a tener que realizar ningún proceso para obtener la medicina que hemos de suministrarle, solamente ha de tener puesta una mascarilla facial.
Es importante que este tipo de objetos sean enviados por el médico y no comprados por ti mismo. El nebulizador es mucho más recomendado por médicos que los inhaladores debido a su fácil manejo y otra característica es que estudios demuestran que un niño solo tarda de 5 a 10 minutos en tomar la medicación con este objeto.

Un inhalador es un dispositivo portátil y también manual que podremos encontrar clasificados en dos tipos:

Inhaladores presurizados: Se distinguen de los inhaladores de polvo seco en que no encontramos un contador de cuanta medicina nos queda. Por lo que hemos de anotar las veces que lo usamos y la cantidad que recibimos para así cuando se acabe poder comprar otro. El proceso que realiza un inhalador es  realizar una liberación de “medicina”.

En cambio los inhaladores de polvo seco son inhalados en forma de polvo, por lo que generalmente en los niños pequeños es más difícil de suministrarlo ya que han de realizar una aspiración rápida y con fuerza.

El inhalador de polvo es el que más trabajo ha de realizar el niño para tomar la medicina correspondiente.

Conlusión:  Un inhalador y un nebulizador son dos aparatos que nos  ayudarán a tomar un tipo de medicamento específico que nos recomendará el médico, pero para los niños pequeños es mucho más fácil usar un nebulizador es por esto que la mayoría de médicos recomienda el uso de nebulizadores.