Saltar al contenido

Diferencia entre Fiscal y Abogado

¿Cuál es la diferencia entre fiscal y abogado?

FiscalLa función de fiscal y abogado es muy similar, sin embargo algunas diferencias de casos en los que actúan como de la defensa a la que representan los hacen trabajos completamente diferentes.
El fiscal es un funcionario o integrante público perteneciente al Ministerio Público de su país (o equivalencia administrativa). En un proceso penal es la parte que acusa en nombre del estado o asignación territorial a la que pertenece según su cargo.

El Ministerio Público está constituido por varios fiscales que, si bien no deben interceder entre sus propios casos, sí pueden ocuparse más de uno del mismo caso. O, según la evolución del mismo, puede pasar a otro fiscal con un rango territorial mayor que el anterior.

El abogado es la persona que ejerce la defensa jurídica de una de las partes en un juicio. A diferencia de los fiscales, el abogado no defiende ni al estado ni a empresas públicas. Todos los abogados requieren una licenciatura, pertenecer a un Colegio de Abogados y/o el permiso del Estado para ejercer.

Además existe una diferencia de clases de abogados en función principalmente de la remuneración económica que recibe. Por ejemplo, el abogado que ejerce de forma altruista es el llamado abogado pro bono (también conocido como Ad honorem), mientras que los abogados subvencionados por el estado para las personas que no tienen recursos económicos para costearse uno, son los llamados abogados de oficio o de turno.