Saltar al contenido

Diferencia entre Falso Parto y Parto Real

¿Cuál es la diferencia entre falso parto y parto real?

Falso PartoCuando se acerca el momento del parto, la mujer puede confundir un falso parto con un parto real, dado que los síntomas son muy similares. No obstante, presentan diferencias que permiten identificar cada caso.
El falso parto es una derivación de las contracciones Braxton Hick. Aparecen de forma impredecible, sin ninguna regularidad y varían en relación a la duración y a la intensidad. Su dolor se identifica en la zona baja del abdomen y aparecen normalmente con una posición o actividad concreta.

El parto real, sin embargo, sí presenta contracciones regulares. De hecho es el incremento de la frecuencia y de su intensidad lo que permite identificar cómo de cerca está el momento final del parto con la fase de expulsión.

Al contrario de lo que sucede con el falso parto, las contracciones de un parto real son constantes y no dejan de aparecer por cambiar de posición. Por tanto, cuando no se han superado las 37 semanas de embarazo, unos síntomas similares pueden dar el aviso de un parto prematuro, por lo que es totalmente recomendable acudir al médico para analizar la situación e intentar poner remedio. A partir de esta fase final del embarazo, sin embargo, puede acudirse al hospital ante la duda si las contracciones no incrementan su intensidad, pero permanecen constantes.