Saltar al contenido

Diferencia entre Azúcar y Sacarina

¿Cuál es la diferencia entre azúcar y sacarina?

AzúcarComponentes como el azúcar y la sacarina son constantes en el día a día de una persona adulta, por eso es tan importante conocer sus diferencias y escoger cuál de los dos es más recomendable para cada uno.
El azúcar o sacarosa es un disacárido utilizado en prácticamente todo el mundo para endulzar otros alimentos. El azúcar es necesario para la vida humana, dado que el cuerpo requiere su consumo en múltiples ocasiones. Sin embargo, su abuso puede suponer serios problemas de salud, además de obviamente un aumento de peso que afecte negativamente a la persona por estética o estado de ánimo.

Con el fin de paliar los efectos del azúcar, existe la sacarina, un edulcorante sintético que data de 1879. Provoca un efecto más dulce que el azúcar entre 300 y 500 veces superior y algunas personas perciben regusto metálico y amargo.

La principal diferencia a la hora de escoger entre azúcar y sacarina es el gusto de cada consumidor, en lugar de sus beneficios para la salud. Si la persona acepta la dulcificación de su alimento o bebida como el café, donde es más extendido su uso, entonces escogerá sacarina. Otros consumidores, sin embargo, no pueden resistir este añadido hasta el punto de que la rechazan, por lo que optan por el azúcar.

A pesar de todo, es en el peso donde más efecto tiene la sacarina, dado que su ausencia de calorías permite ser ingerido sin riesgo a aumentar esos dichosos kilos de más. El azúcar, sin embargo, tiene una gran cantidad de calorías y se recomienda no superar una media de 9 cucharaditas diarias entre todas las aplicaciones de un día.

La polémica de la sacarina se originó en los años 70, cuando unas investigaciones constataron que producía cáncer, sólo que este temible efecto secundario se limitaba únicamente a las ratas. En los humanos se ha descartado siquiera la posibilidad de que esto suceda. A pesar de ello algunos países como Canadá han prohibido su uso.