Diferencia entre Zumo y Néctar

¿Cuál es la diferencia entre zumo y néctar?

zumoEs muy común ir al supermercado a comprar una bebida refrescante proveniente de las frutas y encontrarnos en distintas secciones envases de zumo y envases de néctar. Esta distinción es lógica dado que ambas bebidas tienen diferencias en su producción que nos interesa conocer.

El zumo de frutas es el líquido obtenido de la fruta por medios mecánicos o bien naturales si no está realizado para su venta (por ejemplo zumo casero) y que es fermentable. El zumo puede ser natural o concentrado, dependiendo de si viene de fruta exprimida y, por tanto es el más natural, algunos con pulpa incluida, o bien si se ha obtenido a base de concentrado. Este método supone la extracción del agua, el transporte y posterior conservación del zumo y, finalmente, la restauración del agua que se le había extraído, a veces junto a una pasteurización e incluso adición de ciertas vitaminas.

El néctar, sin embargo, tiene un doble significado, paradójicamente opuesto. Desde el punto de vista del marketing, el néctar es vinculado a comida, bebida o alimentos en general de los dioses, asimilando con ello que su calidad y sabor es mejor que el mismo alimento obtenido de una forma tradicional. Esto no significa, sin embargo, que sea más natural.

A nivel de alimentación, el néctar de fruta es la bebida obtenida mediante la trituración de la fruta y la adición de agua, azúcares y ácidos de fruta. El néctar puede llevar azúcares o edulcorantes, pero debe mantener por regulación europea, un 50% de fruta natural. Se vende en bricks o botellas de cristal y no debe incluir el aviso de “sin azúcares añadidos” excepto en los casos en que se incluyan edulcorantes en su lugar.