Diferencia entre Virus, Gusano y Troyano

¿Cuáles son las diferencias entre los virus, los gusano y los troyanos?

Si bien los tres son programas que pueden provocar deterioros en tu ordenador, la verdad es que son muy diferentes y al conocer estas diferencias podrás proteger mejor tu ordenador.

En primer lugar, el virus es un programa que se ejecuta sólo (o se autoejecuta) y su forma de propagación es insertando copias de sí mismo en otros documentos o programas.

Algunos virus pueden se muy dañinos y otros más suaves. Una característica importante de los virus, es que sólo pueden ser activados a través de una acción humana. Es decir, los virus generalmente vienen en archivos ejecutables, y si no son abiertos (o ejecutados) por una persona pueden quedar en el ordenador sin causar ningún daño.

Por otra parte, existen los gusanos, que son muy parecidos a los virus pero la gran diferencia es que se propagan solos, sin la necesidad de ser ejecutados por un ser humano.

Esto hace que los gusanos sean muy peligrosos ya que tienen la capacidad de replicarse en tu sistema, haciendo que tu ordenador pueda mandar millones de copias de sí mismo haciendo que su propagación sea inminente. El daño que puede causar un gusano es que consume mucha memoria del sistema, logrando que los servidores y ordenadores no respondan.

Ahora en cuanto a los troyanos, estos tienen la particularidad de “parecer” ser un programa útil y normal, pero esto es un engaño ya que en realidad una vez que se instale en tu ordenador puede causar mucho daño. De todas formas, el daño causado por los troyanos es relativo, ya que a veces puede ser sólo molesto, por ejemplo cambiando los íconos del escritorio y otras veces más dañino llegando incluso a borrar archivos del ordenador y hasta puede destrozar información del sistema.

Otro problema que genera el troyano es que crea “backdoors” o “puertas traseras” que permiten que otros usuarios malintencionados tengan acceso a tu ordenador y a tu información confidencial. Los troyanos, a diferencia de los gusanos y virus no autoreproducen y no se propagan para infectar otros archivos.