¿Cuál es la diferencia entre renting y leasing?

RentingEl renting y el leasing son dos modalidades de alquiler de coche ofrecidas por empresas especializadas, para los clientes que no desean adquirir un vehículo mediante compra.

El renting es un sistema de alquiler de coche a largo plazo para empresas, autónomos y particulares. El renting no suele incluir un límite legal de período temporal.

Los servicios incluidos en el renting suelen incluir mantenimiento del vehículo, pago de impuestos, seguro a todo riesgo y todo tipo de cobertura como asistencia en carretera, coche de sustitución, etc.

Cuando finaliza un contrato de renting, el cliente debe devolver el vehículo, aunque se puede contemplar la opción de prorrogar el período de alquiler o cambiar el modelo de coche. En ningún caso se permite la opción a compra.

El leasing, sin embargo, sí da la posibilidad de comprar el coche en alquiler cuando se termina el contrato, cuya duración normalmente es de dos años.

Aunque ambas modalidades son muy similares, el leasing está dirigido exclusivamente a empresas y autónomos profesionales, pero no a particulares, principalmente porque el mantenimiento, pago de impuestos y demás gastos del vehículo corren a cargo de quien lo alquila durante el período contratado.

A pesar de esta “desventaja” respecto al renting, la opción final de comprar el vehículo hace que muchos profesionales se planteen apostar por el leasing con el fin de que al finalizar el período establecido puedan contemplar la adquisición total.