Diferencia entre Puente y Acueducto

¿Cuál es la diferencia entre puente y acueducto?

PuenteDesde la Prehistoria, el hombre se ha encontrado con obstáculos naturales que le han impedido su desplazamiento o el de elementos que le interesaban. El puente y el acueducto fueron las primeras soluciones a estos problemas, aunque con notables diferencias entre ellos.

El puente es, sin duda, uno de los inventos más antiguos. Se considera puente a toda aquella construcción que permita el desplazamiento de personas entre un punto y otro, salvando con ello un obstáculo de carácter natural o artificial, siendo los más primitivos los ríos y valles que querían cruzarse.

Un puente es desde unas losas que permitan cruzar un gran charco sin mojarse, hasta las construcciones actuales de varios kilómetros de distancia, capaces de unir vastos territorios en un relativo espacio reducido.

El diseño de los puentes ha evolucionado dada su extensión hasta hoy en día. Actualmente encontramos puentes de lo más variopinto, algunos de ellos obras de arte que por su historia o innovación se han convertido en ejemplos a seguir de la ingeniería humana.

Un acueducto es una evolución del puente, pues su objetivo también consiste en el desplazamiento, pero principalmente de agua, ya sea su origen en un río o en un lago y su destino un poblado o toda una ciudad.

La evolución del acueducto con modernas tecnologías de construcción y movimiento fue propiciada por los romanos, si bien su complejidad ha ido aumentando conforme han pasado los siglos. No tanto así su diseño pues, a diferencia de un puente, el acueducto debe cumplir unas funcionalidades de transporte necesarias para conseguir su objetivo, lo que limita sin duda la libertad en cuanto a ingeniería.

Lo más novedoso de los acueductos modernos de acero y hierro es su ubicación, bajo tierra, al contrario de otras construcciones que permanecen por funcionalidad en la superficie.