Diferencia entre Agua Dulce y Agua Salada

¿Cuál es la diferencia entre agua salada y agua dulce?

AguaEn apariencia el agua dulce y el agua salada son idénticos, pero su composición los hace elementos muy diferentes y, por tanto, tanto su uso como su ubicación difieren completamente.

El agua dulce es básicamente agua que contiene en su composición unas mínimas cantidades de sales disueltas, sobre todo cloruro sódico. Mediante un proceso de potabilización, el agua dulce puede ser purificada y convertida en agua potable, de consumo sin riesgo.

Aparte de cómo bebida, el agua dulce también se puede usar para otras actividades como el baño, el regadío, la higiene corporal y la limpieza de otros elementos, así como también para crear electricidad.

El agua dulce puede encontrarse en ríos, lagos, cascadas, manantiales y lagunas, así como en forma sólida en casquetes polares, glaciares y masas de hielo.

Por su parte, el agua salada es una solución basada en agua, que adquiere su característico sabor salado por la concentración de sales minerales que están disueltas en su composición, concretamente en un 35%. Principalmente predomina el cloruro sódico, conocido popularmente como “sal de mesa”.

El agua salada compone los océanos y mares del planeta, en total el 97,25% de todo el agua de la hidrosfera.

Su solución salina impide que el agua salada sea consumible sin un proceso previo de desalinización. Sin embargo, hasta hoy en día los intentos por conseguirlo obtienen resultados dispares, algunos con un caro mantenimiento y otros con un problema grave de residuos generados por la sal sobrante.